Nuestro Programa

Proporcionar Libros a Niños

Los libros son los componentes básicos de la lectoescritura. Son fundamentales para nuestro programa y fundamentales para ayudar a los niños más pobres de Guatemala a alcanzar su potencial, en la escuela y en la vida.

 Cada año, enviamos cientos de libros en español para niños a Guatemala. Con la ayuda de voluntarios y gente de la comunidad, son entregados a escuelas y bibliotecas remotas. Trabajamos en estrecha colaboración con casas editoriales y con distribuidores sin fines de lucro de Estados Unidos para adquirir suministros de libros de alta calidad, y para seleccionar los títulos que serán apropiadas para los niños de las regiones empobrecidas en las que trabajamos.

Libros: Un Punto de Partida

17 años de trabajo de lectoescritura en Guatemala nos ha enseñado que la distribución de libros no es suficiente para mejorar las tasas de alfabetización. Con el fin de garantizar que los libros sean utilizados regularmente y de una manera que mejore las habilidades de lectura de los niños, respaldamos nuestros esfuerzos de distribución de libros con la capacitación de lectoescritura para maestros y bibliotecarios. Al traer los libros a las aulas de las aldeas, ayudamos a los maestros a desarrollar técnicas de lectura específicas que comprometen e inspiran a sus estudiantes a leer.

Ayudamos a los bibliotecarios a crean programas de lectura, programas de préstamo de libros y actividades de lectoescritura extraescolares que garanticen que los libros sean utilizados. En los lugares donde la mayoría de los libros son obsoletos, irrelevantes, en ruinas o inadecuado para los niños, nuestros libros son exactamente lo que se necesita para inspirar y alentar a nuevos lectores.

El Poder de los Libros de Cuentos

Aunque entregamos miles de libros de texto, de ciencia y de ejercicios a bibliotecas y escuelas en Guatemala, prestamos atención especial a los libros de cuentos. Estos son los libros que encienden la chispa de la lectoescritura en los niños. Más que cualquier otro material de lectura, los libros de cuentos cautivan la imaginación de los niños y hacen que quieran leer. En un aula típica en las zonas rurales de Guatemala, donde los libros son pocos comunes y los libros de cuentos son casi inexistentes, los niños rara vez leen. Pero dentro de las aulas de las escuelas socias, los niños están hambrientos por los libros y demandan que sus maestros les lean todos los días. La diferencia es la misma entre la noche y el día. O la diferencia es significativa, o muy evidente.

Nuestro Programa

In Pictures

Bringing Books to Children