Quiénes Somos

Nuestra Historia

En Oaxaca, México, un terapista de CORAL trabaja con un niño sordo.

El trabajo de Child Aid en América Latina se inició después de que los esposos fundadores, Rick Carroll y Nancy Press, viajaron al sur de México en 1987. Allí fueron testigos de la preocupante falta de servicios disponibles para los niños con problemas de audición o sordos. Lo que comenzó hace casi 25 años, trayendo un superávit de aparatos auditivos a un médico local de Oaxaca, llevó a la creación de CORAL, un programa de audición de servicio completo en México. La única organización de su tipo en el sur de México, cada año CORAL ayuda a más de 2,500 personas con discapacidad auditiva y sus familias.

Guatemala y Lectura para la Vida

El trabajo de Child Aid en Guatemala comenzó cuando el fundador Rick Carroll viajó al país en 1986 para estudiar el idioma español. Durante su estancia, conoció a Rigoberto Zamora, fundador de la organización PROBIGUA, que se centraba, en ese entonces, en la creación de bibliotecas comunitarias en comunidades indígenas de escasos recursos. También había nacido de la gran necesidad. En promedio, los niños indígenas rurales de Guatemala completan solo 3½ años de escolaridad, y más del 50 por ciento de los guatemaltecos no saben leer más que unas palabras sencillas. Durante los siguientes 13 años, Child Aid trabajó en colaboración con PROBIGUA para crear o mejorar 34 bibliotecas comunitarias y 16 centros de cómputo en todo el país.

Niños guatemaltecos leen a unos libros donados de Child Aid en el 2003.

Hoy en día, proveemos de capacitación, apoyo y asesoramiento a los maestros y bibliotecarios en más de 50 pueblos y aldeas principalmente indígenas en el Altiplano Central de Guatemala. La herramienta básica de nuestro trabajo es Leyendo para la Vida, el programa de lectoescritura infantil que brinda capacitación a cientos de bibliotecarios, maestros y líderes comunitarios, empoderándoles para enseñar y promover la lectura con una mayor eficacia. Más de 9,500 niños de 52 comunidades participan indirectamente en Leyendo para la Vida. Miles más se benefician de los libros infantiles en español que damos a las escuelas y bibliotecas en las comunidades remotas en todo el país.